«Traiga bebidas»: Downing Street habría invitado a más de 100 personas a una fiesta en pleno confinamiento y la oposición pide la dimisión de Johnson

«Traiga bebidas»: Downing Street habría invitado a más de 100 personas a una fiesta en pleno confinamiento y la oposición pide la dimisión de Johnson

Al evento habrían acudido una cuarentena de empleados del Gobierno británico.

El primer ministro británico, Boris Johnson, está bajo un aluvión de críticas luego de que se filtrara un correo electrónico en el que su secretario principal, Martin Reynolds, invitaba a personal del Gobierno a una fiesta en la residencia ministerial en mayo de 2020, cuando a los ciudadanos británicos se les prohibió reunirse con más de una persona para evitar la transmisión del coronavirus.

«Después de un período increíblemente ocupado, estaría bien aprovechar al máximo el buen tiempo y tomar algunas bebidas socialmente distanciadas en el jardín del número 10 [de Downing Street] esta noche. ¡Únase a nosotros a partir de las seis y traiga su propia bebida!», comunicaba Reynolds en el mensaje, que este lunes fue divulgado por el canal ITV.

El correo habría sido enviado a más de 100 empleados, de los que unos 40 aceptaron la invitación, como lo corrobora una fotografía filtrada en diciembre, en la que se ve a Johnson, su esposa Carrie y varias otras personas sentadas en el jardín de la residencia. Entonces desde Downing Street insistieron en que se trataba de una reunión de trabajo, una versión difícilmente defendible tras la filtración del correo electrónico, indica el canal. La oficina de Johnson se ha negado a comentar algo al respecto.

«Deje de mentir»

El caso, que se suma a otras posibles violaciones de las normas de distanciamiento social, ha generado una ola de críticas.

Así, el líder del Partido Laborista, Keir Starmer, acusó al primer ministro de mentir sobre el caso. «Boris Johnson, sus desviaciones y distracciones son absurdas. No solo sabía de las fiestas en Downing Street, sino que asistía a ellas. Deje de mentir a los británicos. Es hora de confesar, finalmente», escribió el político en un tuit. Su copartidaria, la parlamentaria Angela Rayner, afirmó que el ‘premier’ «no tiene en cuenta las reglas que establece para el resto». 

Por su parte, el Partido Nacional Escocés afirmó que el caso muestra «una vez más […] que hay una regla para los ‘tories’ y otra para el resto».

«Boris Johnson debe dimitir o ser apartado del poder«, resaltó el partido en su cuenta de Twitter.

La supuesta fiesta en el jardín de la residencia de Johnson en mayo de 2020 es objeto de una investigación encabezada por la segunda secretaria permanente del Cabinet Office británico, Sue Gray. Se espera que sus resultados se divulguen este mes.

Los conservadores de Johnson han perdido su ventaja frente al Partido Laborista en las encuestas de opinión y el mes pasado sufrieron una derrota electoral en un bastión histórico, lo que aumentó la presión de sus propios legisladores para reformar su equipo de asesores. 

El número oficial de muertos en Reino Unido por la pandemia superó los 150.000 el sábado, y es el segundo más alto en términos absolutos en Europa, solo por detrás de Rusia.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Deja una respuesta