Comienza el proceso de alineación del espejo del telescopio espacial James Webb, que durará varios meses

Comienza el proceso de alineación del espejo del telescopio espacial James Webb, que durará varios meses

La operación se lleva a cabo mediante movimientos de precisión nanométrica a la velocidad a la que crece la hierba.

El telescopio espacial James Webb ha comenzado este miércoles el proceso de mover los 18 segmentos de su espejo primario para alinear la óptica del instrumento, informó la NASA. 

En primera instancia, el equipo de mando se aseguró que los 126 motores encargados de llevar a cabo la alineación funcionaran correctamente. Acto seguido, comenzó a instruir a los segmentos del espejo primario y secundario a abandonar su configuración inicial de despegue, fuera de los amortiguadores que los mantuvieron ajustados y a salvo del traqueteo de la vibración. Cada uno de ellos deberá desplegarse 12,5 milímetros para estar preparados en sus posiciones iniciales para la alineación. Esta transición se completará en diez días.

Movimientos complejos

Llevarlo a cabo «requerirá algo de paciencia: los motores del espejo controlados por computadora están diseñados para movimientos extremadamente pequeños medidos en nanómetros», explicó Marshall Perrin, del Instituto de Ciencias del Telescopio Espacial. «Cada uno de ellos se puede mover con una precisión increíblemente fina, con ajustes tan pequeños como 10 nanómetros (o aproximadamente 1/10.000 del ancho de un cabello humano)», agregó.

Por otro lado, detalló que el sistema de control de espejos está diseñado para operar solo un motor a la vez «para mantener las cosas simples y seguras». «Para limitar el calor que se deposita en los espejos súper fríos de Webb, cada motor también se opera solo por un corto tiempo a la vez», manifestó Perrin.

«A toda velocidad, se tarda aproximadamente un día en mover todos los segmentos en solo un milímetro, ¡casi la misma velocidad a la que crece la hierba!», observa.

Una vez realizada esta secuencia, se dará comienzo a la alineación óptica de Webb para funcionar como un gran espejo, una operación que durará tres meses.

El pasado 25 de diciembre, la NASA puso en órbita el James Webb, que permitirá a los astrónomos ver el espacio con nuevos ojos y acceder a rincones del universo hasta ahora inalcanzables. 

Deja una respuesta